Advertencia 1

Internet Explorer, por cosa e' mandinga, no permite ver el blog en su completitud.
Desde Google Chrome o Mozilla Firefox sí podrán escuchar las músicas, ver imágenes y leer los textos completos.
Recomendamos Firefox porque nos gusta el software libre

viernes, 22 de abril de 2011

Carlito Marrón

Antonio Carlos Santos de Freitas, baiano del Candeal, hace largos años se puso la máscara de Carlinhos Brown. Pero Carlinhos entró al siglo XXI con la idea de relatinizarse y se convirtió en una nueva máscara: Carlito Marrón.














Vuelta a las rumbas y chanchas. Pero también samba, carnaval y música ceremonial.

Viajes a África, España, Cuba, y la Latinoamérica toda. Introducción al portuñol.

Su compromiso con la realidad y con su Candeal querido lo ubica orgulloso entre carnavales, luchas antiesclavistas e identificación social y política con los Panteras Negras. Es la cara y el cuerpo de una ONG que vive en función de los más pobres del pobrísimo Candeal, creó una escuela de música en el barrio que es gratuita y hasta tiene un estudio de grabación, levantó el Candyall Guetho Square que es un teatro con capacidad para 2500 espectadores, y la UNESCO ha proclamado que entiende que Carlinhos Brown ha cambiado la vida de los habitantes de Candeal, no sólo en lo musical sino también implementando un programa social que mejoró el empleo, la salud, el medio ambiente y la educación.

Además de todo esto es un referente de lo mejor de la nueva MPB. Con mucho movimiento y búsqueda. Mucha música.

Dijo de la canción que escuchamos acá abajo: “My Honey es una canción de autoestima que habla de la vida, de lo positivo de vivir. Fácil de cantar, la terminé cuando volví de España y mudé el estribillo por el vale español. Vale carnavale. Europa va a pasar por una carnavalización y yo voy a estar ahí. Quiero ver las calles europeas y brasileñas llenas de gente divirtiéndose, encontrándose, confraternizando y no sólo hablando mal del gobierno y quejándose de la sociedad. Es necesario que la alegría abrace al mundo, que alcance a las estrellas y que no se quede prisionera en las discotecas y en las casas. Necesitamos celebrar la felicidad porque creo que nos sentimos muy incómodos con las tristezas y el dolor en el mundo”.

Subir el volumen, click en la canción de abajo y ahuyentar las tristezas para celebrar la felicidad -my honey, my love, my darling-, con Carlito Marrón.

Nada mejor para cerrar esta jornada de la nueva MPB. Que volverá.

Maridajes

Cuándo: en el siglo XXI

Dónde: en el Candeal

Cómo: con la dignidad de los muchas veces olvidados, con la magia de la nueva música popular brasilera



Carlinhos Brown - My Honey







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada